Beneficios y retos de la apertura de los datos corporativos

Fecha de la noticia: 14-10-2016

La apertura de la información del sector público ya es una realidad, a pesar de que todavía son necesarios más esfuerzos a escala internacional para hacer llegar este movimiento a todos los rincones del planeta, tal y como se extrae de las conclusiones del último Open Data Barometer. Sin embargo, los valores de la filosofía open no han calado aún lo suficiente en la esfera privada, aunque cada vez es más común encontrar casos de apertura de datos corporativos.

En este contexto, la Conferencia Internacional de Datos Abiertos organizó una sesión especial, moderada por Amparo Ballivian del Banco Mundial,  para dar voz a aquellas compañías que han apostado por el open data, las cuales tuvieron la oportunidad de compartir con la comunidad de datos abiertos internacional sus proyectos de apertura y reutilización.

El primer participante fue Richard Benjamins, director del área de big data y business intelligence en Telefónica. Actualmente, la multinacional de telecomunicaciones cuenta con una plataforma donde publica regularmente datos relacionados con los consumos, resultados empresariales, informes, etc, todos ellos como datos abiertos. Paralelo a este portal, Telefónica también abre sus datos para casos específicos como los hackathones que organiza periódicamente, en colaboración con otras entidades, con el fin de fomentar la reutilización y desarrollo de soluciones innovadoras basadas en sus datos. Así, producto de estas iniciativas, ha sido posible lanzar aplicaciones que permiten reducir el tiempo en que llega una ambulancia al lugar de un accidente o crear un mapa con las mejores localizaciones para los parques de bomberos en las ciudades.

La compañía es consciente de que el open data ofrece muchas ventajas para el sector empresarial: desde enriquecer la propia información corporativa, mejorar los productos y servicios, facilitar la innovación en abierto hasta participar en proyectos sociales con un impacto real en el bienestar de la sociedad. Por estos motivos, Telefónica está trabajando en un futuro portal de datos abiertos al que los usuarios puedan acceder y reutilizar su información.

Asimismo, Benjamins quiso compartir los miedos y riesgos que supone a cualquier compañía abrir sus datos -pérdida de control, problemas de seguridad, privacidad, barreras legales y técnicas-, aunque también destacó el papel que desempeña el open data como un activo empresarial más que, si se aprovecha adecuadamente, ofrece gran rentabilidad a los negocios.

Con un enfoque totalmente distinto, Jed Sundwall de Amazon Web Services explicó el proyecto Landsat, un conjunto de satélites puestos en órbita por EE.UU. que ofrecen datos territoriales y medioambientales para su reutilización. Uno de los grandes obstáculos a la hora de acceder a este tipo de información es su gran variedad y su almacenamiento en diferentes fuentes, muchas de ellas todavía ocultas. De hecho, según las palabras de Sundwall, el 80% del tiempo se invierte en conseguir y preparar dichos datos.

Para solventar estas barreras, servicios en la nube como Amazon Web Services pueden ayudar a acceder de forma rápida y sencilla a los datos abiertos, tal y como ha hecho esta compañía con la agencia americana NOAA, especializada en la investigación medioambiental, que utilizó la plataforma de Amazon para mejorar la disponibilidad de los datos procedentes de sus radares y aumentar, así, su accesibilidad.

Esta sesión también contó con la participación de una empresa reutilizadora, en este caso española, como es Informa cuyo modelo de negocio está basado en la recopilación de información, pública y privada, para ofrecérsela a los clientes en el ámbito B2B (Business to Business). Carlos Fdez. Íñigo, en representación de la entidad, destacó los avances nacionales en materia de información pública poniendo como ejemplo la publicación del BOE en formato web estructurado lo que ha supuesto la reducción del 80% de la carga de trabajo.

El experto, además, aprovechó el panel para resaltar la importancia de los estándares de datos abiertos a la hora de la reutilización por parte del sector privado. Por ejemplo, gracias a los estándares de datos financieros, casi el 80% de las empresas españolas publican su información anual siguiendo un mismo formato lo que ha supuesto un gran ahorro en tiempo y costes.

Fdez. Íñigo de Informa aprovechó, a su vez, este congreso para hacer llegar a los responsables nacionales de las políticas de datos abiertos algunas posibles mejoras en el sistema open data como una mayor granularidad de los datos, mejores herramientas de tratamiento, formatos más coherentes y, por último, una mayor actualización de la información del sector público.

Richard Stirling, del Open Data Institute, fue el encargado de cerrar esta sesión como gestor de la incubadora de empresas de esta entidad, que está trabajando, desde el año 2013, en la creación de una red mundial de start-ups que innoven a partir de los datos abiertos. Actualmente, a parte de una incubadora en el Reino Unido, ODI está colaborando con el proyecto ODINE a nivel europeo, con el gobierno de México en la iniciativa Labora, y, más recientemente, ha abierto una aceleradora para nuevas empresas en Malasia.

El enfoque de estas start-ups está virando hacia una perspectiva social, reutilizando el open data para resolver los problemas de los ciudadanos, empoderándoles a través de los datos. Stirling compartió con los asistentes algunos de los proyectos como Yana, una start-up mexicana que busca mejorar la calidad de vida de las personas con problemas mentales en Ciudad de México o Demand logic, una empresa de datos más tradicional que ayuda a los propietarios en la gestión eficiente de sus viviendas. Dos ejemplos de cómo los datos abiertos también son una materia prima para el cambio cultural y social.

Gracias a los foros internacionales como el IODC es posible poner en común iniciativas procedentes de diferentes puntos del planeta, conocer las barreras a las que se enfrentan las empresas privadas a la hora de abrir sus datos o reutilizar información del sector público, y, por supuesto, dar visibilidad a aquellos proyectos que ya están trabajando con open data e impactando positivamente en su entorno.

A continuación, un gráfico con los comentarios de los ponentes del panel sobre la pregunta planteada por la moderadora "Qué sucedería en la esfera emprsarial si desaparecieran los datos abiertos públicos'"  en el debate posterior a la sesión: