Contratación Abierta: conectando gobiernos, ciudadanos y empresas a través de los datos

Fecha de la noticia: 20-07-2017

¿Cuánto dinero ha invertido tu gobierno en el último servicio público o infraestructura construida en tu ciudad? ¿En qué se ha invertido ese dinero exactamente? ¿Cómo se decidió la contratación de los proveedores finales? ¿Ha cumplido el adjudicatario de las obras debidamente con todos los servicios acordados? Son preguntas, en principio, sencillas que cualquiera de nosotros nos podríamos plantear en alguna ocasión. Sin embargo, dar respuesta a todas esas preguntas no es una tarea simple hoy en día. Para hacerlo sería necesario primero poder acceder de forma abierta a toda la información del ciclo completo de contratación: desde la planificación inicial a la contratación y ejecución hasta la monitorización final de la adecuada ejecución de los contratos públicos.

Cada año los gobiernos de todo el mundo gastan cerca de diez mil millones de dinero de sus presupuestos a través de los procedimientos de contratación pública. Si conseguimos que esos procesos de contratación sean más abiertos y transparentes estaríamos consiguiendo también que los gobiernos ahorrasen dinero público gracias a una contratación más eficiente, un mejor uso de los recursos y, al mismo tiempo, fomentar un entorno más propicio para la inversión y la innovación pública y privada. No obstante, conseguir en primer lugar acceder a toda esa ingente cantidad de información y tener luego la capacidad necesaria para analizarla no es una tarea trivial ni mucho menos.

Para dar respuesta a este gran reto surge la Alianza por la Contratación Abierta, una red global cuyo objetivo es fomentar un cambio en el sistema de contratación desde lo cerrado al abierto por defecto, dando apoyo a las organizaciones interesadas en mejorar la transparencia y eficiencia de la contratación pública a través de unos principios comunes de publicación proactiva, participación y monitorización. En el centro de todos sus esfuerzos se encuentra el Estándar de Datos de Contratación Pública, concebido para que los gobiernos cuenten con una guía de referencia y la documentación y recursos necesarios a la hora de compartir los datos de contratación de una forma eficiente, abierta y reutilizable.

¿Cómo conseguir entonces que la contratación de nuestros gobiernos sea más accesible y transparente? La alianza nos da unas sencillas pautas a seguir:

  1. Comprometerse a abrir los datos de contratación pública.

  2. Hacer un análisis del punto de partida.

  3. Preparar una implementación personalizada del estándar.

  4. Publicar los datos.

  5. Utilizar los datos disponibles para monitorizar los contratos y detectar ineficiencias.

  6. Aprender de los datos y mejorar los procesos de contratación.

  7. Mostrar los resultados y compartirlos con otros.

Son varios ya los proyectos que están haciendo uso del estándar de contratación abierta para hacer los contratos públicos más accesibles. Canadá, Colombia, México, Moldavia, Paraguay, Reino Unido, Ucrania… todos ellos han adoptado ya el estándar para mejorar la transparencia de sus sistemas de contratación y otros 14 países se han comprometido recientemente a hacerlo en un futuro próximo. Pero para poder contar con una contratación pública cada vez más abierta será necesaria también la colaboración de todos los actores implicados, desde el compromiso de los gobiernos para seguir publicando los datos de todo el proceso de contratación hasta la participación activa de las organizaciones civiles y los ciudadanos para, por un lado, incrementar la demanda de datos públicos y, por otro, contribuir a hacer un escrutinio exhaustivo de los resultados gracias a nuevas herramientas que faciliten el proceso.

El próximo mes de noviembre tendremos una nueva oportunidad para conectar con la alianza en su reunión anual y contribuir así a una contratación pública más eficiente, además de explorar los retos de la contratación abierta en sectores específicos o nuevas formas de innovación en la contratación. Esta reunión anual tendrá lugar los días 28 y 29 de noviembre en Amsterdam y a ella están convocados expertos e innovadores en Open Contracting para articular y definir colectivamente cómo dar nuevos pasos en la contratación abierta a nivel mundial.