Directrices para impulsar el intercambio de datos del sector privado en la economía europea

Fecha de la noticia: 22-11-2018

private data sharing

Uno de los principales objetivos de la Unión Europea es la creación de un Mercado Único Digital, donde se puedan compartir datos entre  los estados miembro de manera segura, sencilla y sin grandes costes. Para alcanzar este objetivo, se han impulsado distintas acciones, como el Reglamento Europeo de Protección de Datos o la comunicación “La construcción de una economía de los datos europea”,  publicada en enero de 2017, donde se describieron por primera vez los principales retos a superar en el acceso a los datos.

En abril de este año, la Comisión Europea lanzó una nueva comunicación con el nombre “Hacia un espacio común europeo de datos, donde se recogían nuevas medidas para potenciar un uso eficaz de los datos en toda la región:

La importancia de impulsar el intercambio de datos del sector privado

La comisión Europea ha elaborado un documento de trabajo que recoge los principios fundamentales para promover el acceso a los datos del sector privado, teniendo en cuenta el contexto tecnológico, económico y social de la actualidad. Hoy en día, gran cantidad de los datos que gestionan las empresas han sido creados automáticamente por máquinas basadas en tecnologías emergentes como Internet de las Cosas o la inteligencia Artificial.

Estos datos pueden tener muchos usos, en distintos sectores, más allá de la empresa propietaria. Su naturaleza de “no rivalidad” (non-rivalrous nature of data, en inglés) hace que los mismos datos tengan cabida en una gran gama de productos, servicios o métodos de producción. Por ello, puede ser más valioso y eficiente para las empresas compartir sus datos que guardarlos para sí mismas, ya que podrán contar con colaboradores que ayuden a explotar su valor al máximo.

Para ello, es importante que existan fórmulas de colaboración e intercambio de datos que garanticen la disponibilidad de los datos de manera segura y rápida. Estos mecanismos pueden ir dirigidos a 2 tipos de públicos: por un lado, otras empresas privadas, que pueden reutilizar la información para optimizar su negocio e incluso generar nuevos productos y servicios, y por otro, las administraciones públicas, que pueden mejorar su eficiencia o tomar mejores decisiones basadas en evidencias. A continuación veremos cada uno de estos casos.

Intercambio de datos entre empresas: Business-to-business (B2B)

El documento determina una serie de principios bajo los que se debe regir el intercambio de datos entre empresa, como son la transparencia, la creación de valor compartido o el respeto a los intereses comerciales de los participantes, asegurando la libre competencia.

Teniendo en mente estos principios, existen distintos formatos para facilitar el intercambio de datos entre empresas privadas, que van desde un enfoque claro de datos abiertos hasta la creación de un marketplace para facilitar la monetización de la información. El enfoque a adoptar depende de los intereses particulares de cada empresa. Por ejemplo, aquellos proveedores de servicios que deseen poner en marcha un ecosistema de desarrolladores de aplicaciones para llegar a un mayor número de clientes finales optarán preferiblemente por un enfoque de datos abiertos. Tom tom o Airbus son algunas de las empresas europeas que han apostado por este enfoque.

El texto también aborda los aspectos legales del intercambio de datos. El diseño de los términos contractuales relevantes para el uso de datos o acuerdos de licencia requiere una atención especial para cumplir con la legislación existente. Además, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones, que van desde qué datos deben abrirse o quién puede tener acceso a ellos hasta qué medios técnicos son necesarios para garantizar la seguridad.

Intercambio de datos entre empresas y organismos públicos: Business-to-Government (B2G)

En este caso, los principios a seguir son muy similares a los del intercambio de datos entre empresas privadas: proporcionalidad de uso, transparencia, protección de los tratados comerciales, etc.

Entre las fórmulas de intercambio de datos entre empresas privadas y organismos públicos, el texto destaca:

  • Donación de datos: Es el modelo utilizado por Mastercard’s Data Philanthropy, como una forma de responsabilidad social corporativa. Mastercard comparte tanto datos anonimizados que pueden ser utilizados para realizar investigaciones particulares,  como informes de conclusiones aprovechando la experiencia interna de sus empleados.

  • Premios: A través de distintas competiciones se puede alentar a empresas especializadas en análisis de datos a encontrar soluciones para desafíos concretos de interés público. Como ejemplo, los Premios Horizon Big Data Technologies.

  • B2G data partnerships: Los organismos del sector público pueden llegar a acuerdos con empresas privadas para el intercambio mutuo de datos, de conformidad con las leyes vigentes. Esto puede traer beneficios también para la empresa privada, ya que podrá extraer información de la combinación de datos de ambos sectores. Como ejemplo, el texto recoge un estudio realizado conjuntamente por Statistics Belgium y Eurostat que demostró el potencial de los datos de redes móviles de una empresa privada para estimar la densidad de población.

  • Intermediarios: En los casos en que no existe una relación previa entre una empresa y un organismo del sector público, se puede buscar un intermediario que favorezca la obtención de los conocimientos necesarios para el interés público. Es el caso del Consumer Data Research Centre en Reino Unido.

  • Intercambio de datos cívicos: los propios ciudadanos pueden autorizar a los organismos del sector público a procesar los datos personales que fueron procesados ​​previamente por una empresa privada.

El texto acaba con las consideraciones técnicas y legales para llevar a cabo estas colaboraciones. Entre las medidas técnicas, se destaca el ejemplo de la plataforma de datos Centre for Big Data Statistics (CBS), creado en los Países Bajos para recopilar datos públicos y del sector privado para la creación de visualizaciones de datos de alta calidad.

Próximos pasos

Este documento servirá de base para un grupo de expertos analice los principios y mecanismos de intercambio de datos entre empresas y organismos públicos. El objetivo final será proporcionar una serie de recomendaciones sobre las futuras políticas e iniciativas de financiamiento.