El valor de los datos para el sector privado

Fecha de la noticia: 26-07-2017

Las empresas están comenzando a ver cómo los datos pueden beneficiarles. Open Data Institute (ODI) celebró un encuentro con 13 organizaciones privadas de diversos sectores económicos para debatir los desafíos y beneficios de esta nueva disciplina: los datos en el sector privado.

El valor de los datos para la sociedad es cada vez más evidente. Muchos gobiernos de todo el mundo se están comprometiendo cada vez más a utilizar y publicar más datos abiertos. Los rankings globales internacionales de open data,  como el Barómetro de Datos Abiertos, dirigido por la Fundación Web, han reconocido durante varios años a Reino Unido como país líder en el ámbito del open data. Mientras, Gobiernos recién llegados al movimiento open data están mostrando ambición y un gran potencial, como Malasia, deseosos de desvelar el potencial innovador de los datos. También hemos asistido a éxitos compartidos y a proyectos para unir a los líderes de datos abiertos en una misma red  una red internacional.

En  este contexto, el valor innovador de datos para las empresas ha sido comparativamente mucho menos documentado, tanto desde el punto de vista de su publicación como de su uso. Open Data Institute es una de las entidades que apuesta por construir una economía de datos sólida, justa y sostenible, ayudando a empresas y gobiernos a obtener datos. “Creemos”, asegura David Beardmore, Director Comercial de ODI, “que para aprovechar al máximo los datos, necesitamos generar y mantener puentes entre la investigación académica, los sectores público, privado y el tercer sector, y un ecosistema próspero en el que tanto las nuevas ideas como los nuevos enfoques puedan ponerse en marcha y desarrollarse”.

El compromiso de ODI es invertir en negocios de datos abiertos. Tras estudiar o analizar a 270 empresas pioneras en 2015, Open Data Institute detectó el potencial transformador de los datos para las empresas y estudió a empresas líderes en la industria de datos que apostaban por el código abierto, estándares, innovación y datos abiertos para mantener su ventaja competitiva. ODI ha lanzado un programa de impulso de empresas emprendedorasODI Startup, desde la que se busca la creación de una red mundial de start-ups que innoven con datos abiertos en todos los sectores, y se ha asociado a otras aceleradoras como ODINE y Data Pitch a nivel europeo, ASEAN Data Startup Accelerator en Malasia y Labora en México.

Las empresas, cruciales en la economía de datos

Un aspecto fundamental del trabajo que hacemos es ayudar a las empresas a contribuir y beneficiarse de la infraestructura abierta de datos de un modo más amplio. Hemos trabajado con empresas como la consultora internacional Arup, que a través de nuestra asociación desarrolló su estrategia de datos y ofreció nuevas perspectivas comerciales para aplicar en áreas como seguimiento de activos o infraestructura aeroportuaria en aeropuertos”, señala David Beardmore.

Además de ayudar a las empresas a innovar con los datos, ODI ha apostado por desempeñar un papel en la configuración de los estándares y oportunidades futuros. Colaborar y ayudar a las empresas a preparar el camino para un cambio sectorial. Adoptar un enfoque abierto puede ayudar a mejorar la competencia, impulsar la eficiencia y estimular la innovación.

En este contexto, ODI convocó al British Open Banking Working Group del Departamento del Tesoro británico (HM Treasury), que apuesta por abrir datos y abrir APIs: datos compartidos y abiertos sin perder seguridad ni privacidad. Hoy ya casi nadie duda de convertir a los bancos en plataformas abiertas de servicios. “Open Banking –destaca Beardmore-  permitirá a particulares y a pequeñas empresas compartir sus datos de forma segura con otros bancos y con terceros, permitiéndoles comparar los productos en base a sus propias necesidades y administrar sus cuentas.

ODI se centra también en el sector deportivo, a través de su colaboración con Sport England para ayudar a reducir la inactividad en Inglaterra haciendo que los datos sobre las actividades físicas sean más abiertos y disponibles. Se están abriendo datos, mejorando los mismos, desarrollando estándares y estimulando la demanda. Una nueva realidad en la que se trabajando para hacer reservas de clases de baile, encontrar pistas de tenis o participar en clases de actividades deportivas. Una colaboración que pretende marcar el inicio de un cambio cultural a largo plazo para el sector deportivo: usar los datos y mantenerse al día con las expectativas digitales de los clientes.

Otra de las colaboraciones de ODI es con el sector farmacéutico. El instituto está convocando a las organizaciones farmacéuticas para colaborar en abrir los datos sobre la resistencia a los antibióticos, acordar normas, publicar datos de vigilancia y crear de forma colaborativa herramientas para que estos datos sean accesibles y disponibles. ODI reunió recientemente a directivos de Arup, Deutsche Bank, Syngenta y Thomson Reuters con empresas que buscan adoptar un enfoque abierto en datos e innovación, como GSK, Sainsburys, CapitalOne, InSpring y Dunnhumby. En la actualidad, todos los sectores económicos se enfrentan a desafíos similares: encontrar la propuesta de valor adecuada, equipar a sus líderes con habilidades en datos y saber qué plataformas deben adoptar. Open Data Institute confía en que la tendencia continúe en los próximos años y en involucrar a más empresas como actores clave en la creación de una economía de datos sólida, justa y sostenible.

Fuente: ODI