Las tecnologías que potencian la industria forestal de precisión

Fecha de la noticia: 22-10-2018

silvicultura de precisión

La industria forestal, según la definición de la FAO, debe incluir todas las actividades económicas que dependen principalmente de la producción de bienes y servicios a partir de los bosques. Se trata de una industria que en muchos casos ha sido vista como destructiva para el medio ambiente por su relación con la tala de árboles. Sin embargo en casi todos los países del mundo que tienen recursos forestales importantes, desempeña una función esencial para el desarrollo socioeconómico.

De acuerdo con el “Diagnóstico del sector Forestal Español” que publicó el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en 2014, España, con un 55% de superficie, es el segundo país de la UE en superficie forestal, sólo por detrás de Suecia. Sin embargo la industria forestal en España tiene un peso modesto en el PIB (0,63% en 2009), cifra que está más de medio punto por debajo de la media europea y muy por debajo de países con recursos forestales equivalentes. Existen interesantes estudios como la “Caracterización de la industria forestal” publicado por la Fundación BBVA en 2008 que tratan de profundizar en el análisis de las causas por las que la industria forestal no ha tenido un mayor desarrollo en España a pesar del tamaño de los ecosistemas forestales.

Como todos sabemos, vivimos una etapa de transformación digital en la que la tecnología está revolucionando de nuevo las industrias en todo el mundo, desde la logística, a la fabricación, la salud o el sector financiero. Incluso la agricultura está experimentando una gran transformación debido a la aplicación de una combinación de tecnologías entre las que tienen una gran importancia la inteligencia artificial y el enriquecimiento de datos privados y ultralocales con datos abiertos. Sin embargo, la industria forestal parece que se ha quedado rezagada con respecto a la mayoría de las otras industrias en esta transformación.

Inspirados por los éxitos en la agricultura, algunos operadores forestales han comenzado a ser pioneros en el uso de tecnologías avanzadas para mejorar los resultados de la gestión forestal. Este enfoque comienza a conocerse como industria forestal de precisión, en clara relación a la más evolucionada agricultura de precisión o agricultura inteligente.

La industria forestal de precisión comienza a beneficiarse de la aplicación de una serie de tecnologías emergentes, como son el escáner láser (LIDAR) o los vehículos aéreos no tripulados (UAV) o drones. Vamos a revisar algunas de las tecnologías que, según algunos estudios, ya están comenzando a producir mejoras de productividad entre el 5 y el 25% anual.

  • Los LIDAR, por ejemplo, se utilizan cada vez más para producir modelos digitales del terreno que permiten, a través de técnicas de ciencia datos, realizar estimaciones del inventario de madera disponible (árboles por hectárea, altura de los árboles o diámetros de los troncos). Un conocimiento más preciso del terreno, los flujos de agua o el inventario forestal contribuye no sólo a una mejor gestión del inventario de madera sino a planificar mejor una cosecha. Por ejemplo, analizando datos muy precisos para tomar mejores decisiones sobre el tipo de maquinaria necesaria y su colocación óptima para cosechar una unidad de bosque. Los datos abiertos publicados por las administraciones públicas, por ejemplo sobre la cartografía del terreno o la localización de los recursos hídricos, son fundamentales para enriquecer los datos capturados mediante estas técnicas. Por ejemplo, en España el Instituto Geográfico Nacional ha liberado datos LiDAR de todo el territorio y algunas regiones como Castilla y León o Cataluña también proporcionan datos en este formato. Del mismo modo existen ambiciosos proyectos para agregar datos en formato LIDAR de todo el mundo como Open Topography y Lidar on-line aunque su cobertura es aún limitadas.

  • Los vehículos aéreos no tripulados se usan cada vez más en la industria forestal para realizar tareas de vigilancia y mapeo del terreno cuando están equipados con los mencionados LIDAR. En otros casos pueden equiparse también con cámaras térmicas u otros dispositivos para realizar tareas de detección de brotes de plagas y enfermedades o dar alertas tempranas en caso de incendio. Incluso existen proyectos experimentales para utilizar drones en operaciones forestales simples, como la plantación de semillas, la fertilización de nuevas plantaciones o la fumigación de malezas en terrenos poco accesibles.

Existen, por supuesto, otras tecnologías muy interesantes, como las que posibilitan la selección y mejora genética de las semillas de árboles para adaptarlas al terreno y al uso que se vaya a dar a la madera, o la robotización de tareas de tala, siembra o fertilización. Sin embargo, todas tienen en común la necesidad de gestionar grandes cantidades de datos y la posibilidad de enriquecerlos con datos abiertos para mejorar las posibilidades analíticas que permiten tomar mejores decisiones tanto en los casos descritos como en los nuevos con los que se está experimentando. Desde los datos meteorológicos publicados por la AEMET o el actual Ministerio de Agricultura, Alimentación y Pesca hasta los cartográficos del IGN pasando por los datos de inventarios forestales de la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal o sobre los recursos hídricos de las Confederaciones hidrográficas. Todos ellos suponen una importante base para combinar con los datos capturados por medios privados y generar innovaciones para el sector.

Los pioneros de esta revolución están obteniendo ventajas que se materializan en menores costes de los distintos productos forestales pero también en una mayor producción por unidad de superficie de bosque. Esta segunda ventaja es especialmente valiosa en Europa Occidental donde existe muy poca tierra forestal adicional disponible para realizar nuevos cultivos.

La transformación digital que está viviendo la industria forestal puede representar una nueva oportunidad para el desarrollo del sector en España donde existe una interesante combinación de recursos naturales, capacidades para adoptar las tecnologías que habilitan esta transformación y la disponibilidad de los datos abiertos relacionados.


Contenido elaborado por Jose Luis Marín, Head of corporate Technology Strategy en MADISON MK y CEO de Euroalert.

Los contenidos y los puntos de vista reflejados en esta publicación son responsabilidad exclusiva de su autor.