Agua y open data, el acceso a datos nacionales e internacionales

Fecha de la noticia: 02-06-2017

El agua es, sin lugar a dudas, uno de los recursos naturales esenciales para la humanidad y la vida en el planeta. La publicación de datos respecto a la gestión del agua, tanto desde el punto de vista social como medioambiental, es fundamental para el conjunto de la sociedad. Desde el punto de vista administrativo y de competencias, suelen ser las agencias relacionadas con la agricultura y medio ambiente las encargadas de su gestión y, por tanto, las responsables de las políticas de transparencia y publicación de información.

En España, por ejemplo, es la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (MAPAMA) la encargada de elaborar y publicar informes a partir de la evaluación de los planes hidrológicos, riesgos de escasez, calidad del agua, etc. Sin embargo, los datos no están actualmente disponibles en formatos transparentes para su reutilización.

A nivel europeo, es WISE (Water Information System for Europe, un partnership entre la EEA -European Environment Agency- y la Comisión), quien se encargan de coordinar los diferentes agentes en relación a las políticas del agua. Desde el punto de vista de la publicación, podemos señalar:

  • Repositorio temático de la EEA, que incluye recursos espaciales y la base de datos de la calidad del agua

  • Estadísticas relacionadas con el agua, gestionadas por Eurostat

A nivel internacional (incluyendo la agencia gubernamental de USA, UK, la ONU o la Open Water Foundation), desde el punto de visto técnico sobre la publicación de datos de agua, se aprecian dos aproximaciones según la naturaleza de los datos:

  • En el caso de información numérica se suele utilizar ficheros tabulares de texto planos para la representación de datos. De forma general se utiliza el formato CSV (Comma Separated Values), aunque también existen casos, como el de Eurostat, donde se emplea el formato TSV (Tab Separated Values) para la representación las series.

  • Dado que el agua tiene un fuerte componente espacial, interpretable a través de mapas, mucha información relacionada con el agua se publica utilizando formatos de representación espacial y geográficos: como pueden ser GeoJSON o shapefiles.

  • También podemos señalar el estándar más desarrollado para la representación de observaciones sobre el agua y orientado a la publicación e intercambio de información entre sistemas: WaterML, un estándar abierto de OGC (Open Geospatial Consortium), utilizado por algunos países y organizaciones, aunque sin una adopción global.

Desde el punto de vista de datos abiertos, sorprende la poca presencia de catálogos públicos relacionados con información del agua a nivel nacional, especialmente si se tiene en cuenta la sensibilidad y el interés social que despierta su gestión, y la relevancia que tiene desde el punto de vista económico (por ejemplo, en el ámbito de la industria agroganadera y la alimentación). También hay que destacar la falta de estándares y formatos específicos de representación al respecto, que vienen a confirmar que el agua no ha sido parte central de las estrategias de publicación de datos de las instituciones.

Sin embargo, la presión de organizaciones de apoyo a la cooperación, asociaciones sectoriales, la ciudadanía y la aparición de un nuevo ecosistema de iniciativas empresariales alimentan la esperanza de un cambio de paradigma en la publicación y el acceso a datos de una industria, la relacionada con la gestión y explotación del agua, que mueve anualmente más de 500.000 millones de euros a escala mundial.