Open data y datos ambientales, avances y oportunidades

Fecha de la noticia: 05-06-2017

El medio ambiente es una preocupación y una materia de interés general para nuestra sociedad. No debe sorprendernos, por tanto, las numerosas iniciativas dentro del universo de los datos abiertos para la publicación de información relacionada con el medio ambiente, tanto a nivel internacional como local. Estas iniciativas abarcan diferentes aspectos del medio ambiente dentro de las competencias que tienen asignados los organismos y agencias gubernamentales: gestión de recursos naturales, biodiversidad, calidad del aire, información climática y atmosférica, y un largo etcétera.

Dado que las temáticas medio ambientales son muy diversas, la tipología y naturaleza de los datos también puede serlo. No es fácil encontrar criterios homogéneos universales a priori para describir la gran variedad de información relacionada con la descripción del medio ambiente (por ejemplo, desde una población de una subespecie de bacalao cerca de Islandia a niveles de irradiancia solar en una zona de Extremadura). Por tanto, por claridad expositiva, se establece la separación entre “datos de medio ambiente”  (cualquier información que describa algún aspecto del medio ambiente en sentido general. ) y “datos ambientales” (siendo el segundo un subconjunto del primero). 

Expresado de una manera intuitiva, los datos ambientales son medidas de magnitudes físicas y químicas, generalmente capturadas a partir de instrumentación específica, como sensores o equipos de medición. De una manera general, estos datos describen observaciones (o mediciones) cuyo valor debe relacionarse al menos con la siguiente información:

  • Descripción de la naturaleza de la magnitud física.
  • Dimensión espacial y/o geográfica.
  • Dimensión temporal.
  • Unidad de medida.
  • Descripción de la instrumentación.

Desde el punto de vocabularios existentes para la descripción de “datos ambientales”, se debe señalar la Semantic Sensor Network Ontology (actualmente en estado de borrador de trabajo todavía). Este vocabulario es un esfuerzo conjunto entre el Consorcio W3C y el Consorcio OGC (Open Geospatial Consortium). También se puede señalar la posibilidad de aplicación del vocabulario RDF Data Cube, aunque quizás su uso no se pueda generalizar en todos los casos.

A nivel europeo, la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) proporciona un catálogo de datos muy amplio en colaboración directa con los Estados Miembro y con otras iniciativas como es el caso del programa Copernicus- Este programa gestionado entre otros por la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicas (EUMETSAT). Este programa, por un lado, captura datos ambientales a través de satélites y sistemas de sensores que miden magnitudes físicas terrestres, marítimas, climáticas y atmosféricas, y, por otro, proporciona esta información a través de servicios abiertos y gratuitos para los ciudadanos y las empresas europeas.

En la última edición del congreso internacional de datos abiertos: IODC 16 (International Open Data Conference) celebrada en Madrid en octubre del año pasado, el medio ambiente fue uno de los temas centrales, teniendo un slot específicamente dedicado a comentar avances y oportunidades del uso de los datos abiertos para el entendimiento del clima a nivel global, la gestión de recursos de biodiversidad y otras cuestiones adyacentes. Esto es una señal inequívoca que el medio ambiente ha adquirido una relevancia estratégica en las agendas internacionales para la apertura de datos.