Ciencia ciudadana y datos abiertos para ayudar a la sociedad

Fecha de la noticia: 16-02-2021

ciencia ciudadana

Hace algún tiempo ya hablamos del poder que tiene la ciencia ciudadana para generar datos abiertos. Como explicábamos entonces, las iniciativas de ciencia ciudadana persiguen incentivar a los ciudadanos a contribuir en diversas actividades científicas e investigaciones a través de sus esfuerzos, conocimientos, herramientas y recursos.  

El carácter participativo es una de sus grandes claves. Cualquier ciudadano tiene la posibilidad de colaborar, bien sea recogiendo información u ofreciendo su experiencia y conocimiento a la causa. Esta participación, que ha de ser altruista, eficiente y abierta (de acuerdo al Libro verde de la ciencia ciudadana), persigue generar una ciencia más social, que congregue el interés de profesionales y ciudadanos, y cuya finalidad sea ofrecer un beneficio a la sociedad. En este sentido, la plataforma online eu-citizen.science ha sido creada por la comunidad europea para compartir conocimiento, herramientas, formación y recursos de ciencia ciudadana acerca de diferentes ámbitos de la investigación científica. 

Muchas de estas iniciativas consumen, recolectan y generar diversos tipos de datos, que en ocasiones son puestos a disposición de la ciudadanía a través de enlaces para su descarga, o de aplicaciones y mapas que facilitan su visualización. 

A continuación, mostramos algunos ejemplos de grupos de ciencia ciudadana. 

Iniciativas para mejorar el bienestar de la sociedad

Mercè  

El objetivo de Mercè, un experimento de ciencia ciudadana, reside en definir cómo es una ciudad habitable gracias a la participación de la ciudadanía y la utilización de algoritmos de inteligencia artificial.  

El procedimiento es el siguiente: los participantes tienen que elegir entre dos imágenes y seleccionar dónde, según sus preferencias personales, les gustaría más vivir. De esta forma se genera un banco de conocimiento que permitirá a los algoritmos comprender qué elementos públicos necesitan los ciudadanos, y tomar decisiones que mejoren la habitabilidad de las ciudades. En la web se pueden descargar y consultar los datos que han utilizado y que se están generando fruto de este experimento. 

Serena 

Ante el aumento de personas mayores en riesgo de soledad, este proyecto busca desarrollar aplicaciones utilizando nuevas tecnologías de inteligencia artificial que permitan mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Los ciudadanos están participando en el desarrollo de un robot conversacional llamado Serena, cuyo objetivo principal es aunar inteligencia artificial y participación ciudadana con el fin de analizar aspectos como la soledad, el aislamiento o el bienestar, entre otros, relacionados con las personas mayores y sus cuidadores para idear soluciones que puedan reducir estas situaciones. Puedes descargar los datos en CSV sobre las respuestas ofrecidas a través del bot conversacional del proyecto en este enlace. 

Iniciativas para cuidar en medio ambiente

Esta iniciativa busca informar acerca de la presencia de plantas alergénicas en nuestro entorno y el nivel de riesgo de alergia en función de su estado. Su principal objetivo es ayudar a entender mejor la relación entre el medio ambiente y las enfermedades alérgicas, y sobre todo contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que las padecen.  

Los ciudadanos pueden colaborar en la recolección de datos para desarrollar un mapa sobre el estado fenológico (presencia de flor cerrada, de flor abierta y/o de fruto) de las plantas del entorno que causan alergia. Los ciudadanos aportan la información en un breve cuestionario que acompañan de una foto de cada planta. Esta información se ofrece en abierto para los usuarios a través de una app y un mapa interactivo que muestra los diferentes niveles de alertas alérgenas. Los datos históricos están disponible para su descarga, aunque solo en formato pdf. 

Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que busca contribuir al cuidado y la conservación de la naturaleza. Una de sus grandes iniciativas es el Proyecto Ríos en Cantabria, que trabaja en la restauración de los puntos de reproducción de anfibios en el Parque Natural Saja-Besaya y en el seguimiento de visón americano en varios cursos fluviales.  

Para ello, fomentan la participación ciudadana a través de grupos que se reúnen en ríos donde reciben la formación necesaria para recolectar y enviar los datos a proyecto, acercando de esta forma la ciencia a la población. Estos datos se utilizan para hacer guías, informes o incluso mapas. En este del proyecto “RIOSCONCIENCIA” se pueden visualizar y descargar -si estas logeado- los datos registrados desde 2008-2018.  

Iniciativas para mejorar la economía

Se trata de un taller de producción desarrollado por Medialab que propone aprovechar el potencial del taxi como una infraestructura de ciudad para la experimentación y la innovación ciudadana.  

Uno de sus proyectos más destacados es Comercio de barrio, donde el taxi sirve de herramienta al comercio local al permitirle promocionar sus productos y ofertas en el espacio publicitario de los vehículos. El usuario del taxi se beneficia al tener acceso a información sobre ofertas de comercios cercanos. Otro proyecto es “Reducción del consumo de combustible de los taxis de Madrid”, que tiene dos objetivos principales: reducir el consumo de combustible y aumentar el compromiso medioambiental del colectivo de taxistas de la Comunidad de Madrid. 

El Laboratorio de Innovación Ciudadana de Granada se centra en la generación de ideas, soluciones y desarrollo de proyectos para la ciudad. LabIN Granada conforma una red de participación ciudadana a través de una plataforma global y distribuida para que puedan descubrir todas las ideas que otros granadinos y visitantes ya han aportado.  

Entre sus proyectos hay algunos relacionados con el ámbito económico desde un punto de vista sostenible, como Nuevos modelos de alojamiento turístico, una propuesta que busca aportar ideas para equilibrar el impacto socioeconómico a favor de los residentes de la ciudad de Granada provocado por los nuevos modelos de alojamiento turístico. 

Siguiendo una filosofía de datos abiertos, la plataforma LabIN pone a disposición del público general sus datos sobre las ideas y los proyectos de los usuarios bajo una licencia CC by SA, lo que permite su reutilización y distribución. 

Estos son solo algunos ejemplos que hemos recopilado acerca de cómo la ciencia ciudadana puede ayudar al desarrollo de la sociedad, tanto en aspectos económicos, sociales como medioambientales.  

¿Conoces alguna otra solución tecnológica que fomente la participación ciudadana en estos u otros ámbitos al servicio de la sociedad? Queremos seguir ampliando información. No dejes pasar la oportunidad de ofrecernos toda la información en los comentarios o enviando un correo a la dirección contacto@datos.gob.es.


Contenido elaborado por el equipo de datos.gob.es.