El papel de los datos abiertos en la nueva estrategia Nacional de Inteligencia Artificial

Fecha del post: 15-12-2020

Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial

España ya cuenta con una nueva Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial. El documento, que recoge 600 millones de euros para medidas relacionadas con la inteligencia artificial (IA), se presentó el pasado día 2 de diciembre en el Palacio de la Moncloa.

La Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (conocida como ENIA) es el componente 16 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, y una de las propuestas fundamentales de la Agenda España Digital 2025 en su línea 9 de acción, que destaca la IA como un elemento clave para impulsar el crecimiento de nuestra economía en los próximos años. Además, la nueva estrategia está alineada con los planes de acción europeos desarrollados en la materia, y en especial con Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial.

Objetivos y ejes de actuación

La ENIA es un marco dinámico, flexible y abierto a la aportación de empresas, ciudadanos, agentes sociales y resto de Administraciones, que nace con 7 Objetivos: la excelencia científica y la innovación, la proyección de la lengua española, la creación de empleo cualificado, la transformación del tejido productivo español, la creación de un entorno de confianza en relación a la IA y el fomento de una IA inclusiva y sostenible que tenga en cuenta los valores humanistas.

Para alcanzar estos objetivos, se han creado 6 ejes de actuación que agrupan un total de 30 medidas a desarrollar en el período 2020-2025:

En definitiva, se trata de crear un ecosistema nacional de inteligencia artificial innovador, competitivo y ético. Y para ello, es fundamental contar con grandes volúmenes de datos y metadatos de calidad e interoperable, que sean accesibles, completos, seguros y respetuosos con la privacidad.

Los datos abiertos en la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial

La disponibilidad de datos abiertos es esencial para el correcto funcionamiento de la inteligencia artificial, ya que los algoritmos han de ser alimentados y entrenados por datos cuya calidad y disponibilidad permita una continua mejora. De ese modo podremos crear servicios de valor que repercutan en la mejora de la sociedad y la economía.

La Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial resalta cómo gracias a las distintas iniciativas abordadas en los últimos años, España se sitúa como un referente europeo en materia de datos abiertos, destacando el papel de la Iniciativa Aporta en el impulso de la apertura y reutilización de información pública.

En el eje estratégico 3 del documento se resaltan varias áreas clave donde actuar ligadas a las plataformas de datos e infraestructuras tecnológicas de IA:

  • Desarrollar el marco regulatorio del open data, para definir una estrategia de publicación y acceso a los datos públicos de las administraciones en formatos multilingües, y asegurar el uso correcto y seguro de los datos.
  • Impulsar acciones en el ámbito de las plataformas de datos, modelos, algoritmos, motores de inferencia y ciberseguridad, con el foco puesto en impulsar la investigación y la innovación. Se hace referencia a la necesidad de impulsar Tecnología Habilitadoras Digitales como las infraestructuras de conectividad, los entornos masivos de datos (cloud) o la automatización y control de procesos, prestando especial atención a las Capacidades Estratégicas de Supercomputación (HPC).
  • Impulsar el desarrollo específico de tecnologías IA en el ámbito del procesamiento del lenguaje natural, fomentando el uso del español en el mundo. En este sentido se impulsará el Plan Nacional de Tecnologías del Lenguaje  y se apoyará el proyecto LEIA, desarrollado por la Real Academia Española para la defensa, proyección y buen uso de la lengua española en el universo digital.

En el caso concreto de los datos abiertos, una de las primeras medidas destacadas es la creación de la Oficina del Dato a nivel estatal que coordinará a todas las administraciones publicas con el fin de homogeneizar el almacenamiento, acceso y tratamiento de los datos. Para potenciar esta acción se nombrará un Chief Data Officer.  Además, se articulará un grupo de trabajo multidisciplinar de datos abiertos en el sector público estatal para poner en valor el esfuerzo que se viene realizado en materia de datos en España y para seguir impulsando la apertura y reutilización de la información del sector público.

La estrategia también tiene en cuenta al sector privado, y resalta la necesidad de fomentar el desarrollo de repositorios accesibles y de orientar a las empresas en la definición de estrategias de datos abiertos o compartidos. En este sentido se crearán espacios compartidos de datos sectoriales e industriales, que faciliten la creación de aplicaciones de IA. Además, se hace mención a la necesidad de ofrecer los datos desagregados por sexo, edad, nacionalidad y territorio, de tal forma que se eliminen sesgos ligados a estos aspectos.

Con el fin de estimular el uso y la gobernanza de datos públicos y ciudadanos se establece como objetivo la creación del Proyecto Datos por el Bien Social donde los datos abiertos y generados por la ciudadanía tendrán un papel clave para impulsar la rendición de cuentas y participación pública en el gobierno.

El siguiente cuadro resume la medidas vistas en este apartado:

Otros aspectos destacados de la ENIA

Además de acciones relacionadas con los datos abiertos, la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial incluye acciones más transversales, por ejemplo:

  • Se fomentará la incorporación de la IA en la administración pública, mejorando desde la transparencia y la toma de decisiones efectiva, hasta la productividad y calidad del servicio (haciendo más eficientes las gestiones y la relación con los ciudadanos). Aquí la Iniciativa Aporta viene jugando un rol clave con su apoyo a los organismos del sector público en la publicación de datos de calidad y el fomento de su reutilización. Se crearán repositorios de datos abiertos que permitan el acceso óptimo a la información necesaria para desarrollar nuevos servicios y aplicaciones para el sector público y privado. En este sentido, se creará un laboratorio de innovación (GobTechLab) y se llevarán a cabo programas de capacitación.
  • Se busca impulsar la investigación científica a través de la creación de una Red española de excelencia en IA con programas de investigación y formación y la puesta en marcha de nuevos centros de desarrollo tecnológico. Se prestará especial atención a acabar con la brecha de género.
  • Se pondrá en marcha un programa de ayudas a empresas para el desarrollo de soluciones de IA y datos, y se reforzará la red de Centros de Innovación Digital (Digital innovation Hubs). Se creará un Fondo NextTech de capital riesgo público-privado.
  • Se impulsará el talento a través del Plan Nacional de Competencias Digitales. Se introducirán elementos relacionados con la IA en la escuela y se impulsará la oferta universitaria y de Formación Profesional en IA. Se desarrollará el programa SpAIn Talent Hub en coordinación con ICEX Invest para atraer inversión extranjera y talento.
  • Una novedad de la estrategia es que tiene en cuenta la regulación ética y social para luchar contra la discriminación. Se crearán observatorios de evaluación ética y jurídica de los sistemas algorítmicos y se desarrollará la Carta de Derechos Digitales, que actualmente está en revisión.

En definitiva, estamos ante una estrategia necesaria para impulsar el crecimiento de la IA en España, impulsado nuestra sociedad y economía, y mejorando nuestra competitividad internacional.