Inteligencia Artificial y datos: la revolución en la cadena de suministro

Fecha de la noticia: 19-05-2021

Inteligencia artificial y datos

La inteligencia artificial está transformando las compañías, siendo los procesos de la cadena de suministro uno de los ámbitos que está obteniendo un mayor beneficio. Su gestión involucra a todas las actividades de administración de los recursos, incluyendo la adquisición de materiales, fabricación, almacenamiento y transporte desde el origen a su destino final.

Durante los últimos años, los sistemas empresariales se han ido modernizando y actualmente están respaldados por redes informáticas cada vez más omnipresentes. Dentro de estas redes, sensores, maquinas, sistemas, vehículos, dispositivos inteligentes y personas están interconectados y generando información continuamente. A ello hay que sumar el aumento de la capacidad computacional, que permite procesar estas grandes cantidades de datos generados de manera rápida y eficiente. Todos estos avances han contribuido a estimular la aplicación de las tecnologías de Inteligencia Artificial que ofrecen un mar de posibilidades.

En este artículo vamos a repasar algunas aplicaciones de Inteligencia Artificial en diferentes puntos de la cadena de suministro.

Implementaciones tecnológicas en las distintas fases de la cadena de suministro

Planificación

Según Gartner, la volatilidad en la demanda es uno de los aspectos que más preocupan a los empresarios. La crisis del COVID-19 ha puesto en evidencia la debilidad en la capacidad de planificación dentro de la cadena de suministro. Para poder organizar correctamente la producción, es necesario conocer las necesidades de los clientes. Esto se puede hacer a través de técnicas de análisis predictivo que nos permitan predecir de demanda, es decir, estimar una probable petición futura de un producto o un servicio. Este proceso sirve también como punto de partida para muchas otras actividades, como el almacenamiento, el envío, el precio del producto, la compra de materias primas, la planificación de la producción y otros procesos que tienen como objetivo satisfacer la demanda.

El acceso a datos en tiempo real permite desarrollar modelos de Inteligencia Artificial que toman ventaja de toda la información contextual para obtener así resultados más precisos, reduciendo el error de manera significativa comparado con métodos de previsión más tradicionales como pueden ser ARIMA o exponential smoothing.

La planificación de la producción es también un problema recurrente donde variables de diversa índole juegan un papel importante. Los sistemas de inteligencia artificial pueden manejar la información que implica los recursos materiales; la disponibilidad de recursos humanos (teniendo en cuenta turnos, vacaciones, bajas o asignaciones a otros proyectos) y sus habilidades; las máquinas disponibles y sus mantenimientos e información sobre el proceso de fabricación y sus dependencias para optimizar la planificación de la producción con la finalidad de cumplir satisfactoriamente los objetivos.

Producción

Dentro de las etapas del proceso productivo, una de las etapas más impulsadas por la aplicación de inteligencia artificial es el control de calidad y, más concretamente, la detección de defectos. Según la Comisión Europea,  el 50% de la producción puede acabar como chatarra debido a los defectos, mientras que, en líneas de fabricación complejas, el porcentaje puede elevarse al 90%. Por otro lado, el control de calidad sin automatizar es un proceso caro, ya que es necesario entrenar a personas para que sean capaces de realizar las inspecciones de manera adecuada y, además, estas inspecciones manuales podrían causar cuellos de botella en la línea de producción, retrasando los tiempos de entrega. Unido a esto, los encargados de la inspección no aumentan en número a la vez que aumenta la producción.

En este escenario, la aplicación de algoritmos de visión por computador puede solventar todos estos problemas. Estos sistemas aprenden a partir de ejemplos de defectos y, de esta manera, pueden extraer patrones comunes para poder clasificar futuros defectos de producción. Las ventajas que aportan estos sistemas es que pueden conseguir la precisión de un humano o incluso mejor, ya que pueden procesar miles de imágenes en muy poco tiempo y son escalables.

Por otro lado, es muy importante asegurar la fiabilidad de la maquinaria y reducir las posibilidades de detención de la producción debido a averías. En este sentido, muchas empresas están apostando por sistemas de mantenimiento predictivo que son capaces de analizar los datos de monitorización para evaluar el estado de la maquinaria y programar un mantenimiento si es necesario.

Los datos abiertos pueden ayudar a la hora de entrenar estos algoritmos. Como ejemplo, la Nasa ofrece una colección de conjuntos de datos donados por varias universidades, organismos o empresas de utilidad para el desarrollo de algoritmos de predicción. En su mayoría, se trata de series temporales de datos desde un estado de funcionamiento normal hasta un estado fallido. En este artículo se muestra cómo se puede coger uno de estos conjuntos de datos concretos (Turbofan Engine Degradation Simulation Data Set, que incluye datos de sensores de 100 motores del mismo modelo) para realizar un análisis exploratorio y un modelo de regresión lineal de referencia.

Transporte

La optimización de rutas es uno de los elementos más críticos dentro de la planificación del transporte y la logística empresarial en general. Una planificación óptima asegura que la carga llega a tiempo, reduciendo el coste y la energía al mínimo posible. Hay muchas variables que intervienen en el proceso como, por ejemplo, picos de trabajo, incidencias en el tráfico, condiciones climáticas, etc. y ahí es donde la inteligencia artificial entra en juego. Un optimizador de rutas basado en inteligencia artificial es capaz combinar toda esta información para ofrecer la mejor ruta posible o modificarla en tiempo real dependiendo de las incidencias que ocurran durante el trayecto.English

Las organizaciones de logística utilizan los datos de transporte y los mapas oficiales para optimizar las rutas en todos los medios de transporte, permitiendo evitar zonas con una gran congestión, mejorando la eficiencia y seguridad. De acuerdo con el estudio “Open Data impact Map”, los datos abiertos más demandados por estas empresas son aquellos relacionados directamente con los medios de transporte (rutas, horarios de transportes públicos, número de accidentes…), pero también datos geoespaciales, que les permitan planificar mejor sus viajes.

Asimismo, existen empresas que comparten sus datos en modelos B2B. Tal y como recoge el informe de la Fundación Cotec “Guía para la apertura y compartición de datos en el entorno empresarial”,  la empresa española Primafrio, comparte datos con sus clientes como un elemento de valor en sus operaciones para la localización y posicionamiento de la flota y los productos (datos en tiempo real que pueden ser de utilidad para el cliente, como la matrícula del camión, la posición, el conductor, etc.) y para tareas de facturación o contabilidad. Como resultando, sus clientes han optimizado el tracking de los pedidos y su capacidad de adelantar la facturación.

Cerrando el apartado de transporte, uno de los objetivos de las empresas del sector logístico es asegurar que los bienes llegan a su destino en condiciones óptimas. Esto es especialmente crítico cuando trabajan con en empresas del sector alimentario. Por ello, es necesario monitorizar el estado de la carga durante el transporte. Controlar variables como la temperatura, localización o detectar impactos es crucial para saber cómo y cuándo se deterioró la carga y, así, poder realizar las acciones correctivas necesarias para evitar futuros problemas. Tecnologías como IoT, Blockchain e Inteligencia Artificial ya se están aplicando a en este tipo de soluciones, en ocasiones incluyendo el uso de datos abiertos.

Servicio al cliente

Ofrecer un buen servicio al cliente es fundamental para cualquier empresa. La implementación de asistentes conversacionales permite enriquecer la experiencia del cliente. Estos asistentes posibilitan a los usuarios interactuar con aplicaciones informáticas de forma conversacional, mediante texto, gráficos o voz. Por medio de técnicas de reconocimiento de voz y procesamiento de lenguaje natural, estos sistemas son capaces de interpretar la intención de los usuarios y realizar las acciones necesarias para responder a sus peticiones. De esta forma, los usuarios podrían interactuar con el asistente para hacer un seguimiento de su envío, modificar o realizar un pedido. En el entrenamiento de estos asistentes conversacionales es necesario utilizar datos de calidad, para conseguir un óptimo resultado.

 

En este artículo hemos visto sólo algunas de las aplicaciones de la inteligencia artificial a distintas fases de la cadena de suministro, pero su capacidad no sólo se reduce a éstas. Existen otras aplicaciones como el almacenamiento automatizado que utiliza Amazon en sus instalaciones, los precios dinámicos dependiendo de la demanda o la aplicación de inteligencia artificial en marketing, que sólo dan una idea de cómo la inteligencia artificial está revolucionando el consumo y la sociedad.


Contenido elaborado por Jose Antonio Sanchez, experto en Ciencia de datos y entusiasta de la Inteligencia Artificial .

Los contenidos y los puntos de vista reflejados en esta publicación son responsabilidad exclusiva de su autor.